CIERRE CURSO 2018/19

Nos vamos de vacaciones  

Ya encontré el adjetivo para nombrar este curso: VIDA, ahí cabe todo. Tenía que ser algo grande que pudiese describir todo lo transitado. Me lo he pasado MUY, así, sin más.

Siempre me hace bien dar las gracias, bajar mi barbilla hacia el corazón, tener confianza y avanzar en el compás que la vida me propone. Os he visto a vosotros ahí, avanzando. Hace tiempo que sé que la mano que mece el centro es la mía y que un poco lo que me pasa a mi es lo que te pasa a ti, y que lo que te está pasando a ti es lo que me está pasando a mi, todos somos lo mismo, en diferentes circunstancias, momentos, con diferentes trajes…

Me quedo con todo, desde los saludos por el pasillo, circuitos con música cañera, mujeres en tribu, ritual de fin de año, despedidas, bienvenidas, Ibiza,  carreras de los peques al entrar, olor a esencias, 108 saludos al sol, clases mágicas, cuerpos rotos, deshacer la vida sudando, risas, lágrimas, miradas profundas, palabras, silencios, Álex y Amparo cómplices de la danza, Marta despierta, Ester cerquita, Carlos cogido a mi cintura e Isaac de mi mano. Me quedo con todo…

El centro es un laboratorio en el que nos ponemos a investigar todos con todo, gracias por dejarnos vuestro material más preciado, vuestra CONFIANZA. Soy consciente!

Ya tengo el boceto del nuevo curso, porque quiero que mis proyectos sean bocetos, sin apretar fuerte con el lápiz por si tengo que borrar. Os lo enviaré  junto con unas clases grabadas en vídeo por si te apetece seguir practicando.