REFLEXIONES

REFLEXIONES

Yo reflexiono y a veces, me creo mucho mis conclusiones.

En estos tiempos reflexiono mucho, llevo unas semanas en las que me bajaría del mundo y entraría en un lugar paralelo, más parecido al que siente mi alma.

Estos días reflexionaba con vosotros sobre la soledad/aislamiento. Mi práctica de yoga me ha llevado a diferenciar continuamente entre mi ego y mi alma y a veces ya lo veo claramente. En lo relacionado a la soledad, el ego es la parte de nosotros que más sola se siente y por ello sufrimos mucho, el ego es el que siente el rechazo, el que anhela, el que siempre pide, elige…, y está bien, eso es ser humano. Trascender el ego a ratos, nos lleva al encuentro con nuestra alma, ésta nunca está sola, en yoga aprendemos que somos UNO con TODO, ahí nos encontramos todas las almas iguales, sin ego. Mis meditaciones las llevo ahí, necesito más que nunca sentirme conectada y no enredarme con mi ego, que últimamente se siente con más anhelos.

 




Dice Bessel van der Kolk: “Nuestra cultura nos enseña a centrarnos en la unicidad personal, pero a un nivel más profundo prácticamente no existimos como organismos individuales. Nuestros cerebros están diseñados para ayudarnos a funcionar como miembros de una tribu. Formamos parte de esa tribu incluso cuando estamos solos, ya sea escuchando música (que otra gente ha creado)…Dedicamos la mayor parte de nuestra energía a conectar con los demás. Dice el Dalai Lama que, “Ser benevolente en lugar de malevolente en probablemente una característica auténtica de nuestra especie.” Ser capaz de sentirse seguro con otras personas es probablemente el aspecto más importante de la salud mental; las conexiones seguras son fundamentales para tener una vida con sentido y satisfactoria. Muchos estudios sobre las respuestas ante los desastres de todo el mundo han demostrado que el apoyo social es la protección más potente contra la anulación provocada por el estrés y el trauma.

El apoyo social no es lo mismo que estar simplemente en presencia de otras personas. La cuestión es la reciprocidad: ser realmente escuchado y visto por las personas que nos rodean, sentir que tenemos el apoyo de alguien en su mente y en su corazón. Para que nuestra fisiología se calme, se cure y crezca necesitamos una sensación visceral de seguridad. Ningún médico puede extender una receta de amistad y amor.

Ahora estamos protegiéndonos de un virus aislados, separados de muchas personas con las que sentimos esta seguridad. Yo sé que es importante que pasemos estos meses así para que hayan los menos contagios posibles, sólo quiero estar fuerte y centrada para atender a la última ola de esta pandemia, sospecho que no va a ser vírica. No olvidarme de que yo pertenezco a una tribu y me siento conectada a muchas almas. Céntrate cada vez que sientas la oscuridad del aislamiento , la protección que tenemos más fuerte para nuestro sistema individual y colectivo es pertenecer, tener conexiones seguras con otras personas.

Así estoy a estas horas, entre consolada, esperanzada porque siento que estamos haciendo un buen trabajo entre todos y asustada por ver que otros creen que la única solución ante tal situación sólo será tener una vacuna, y mientras tanto? Voy a parar de escribir, ahora ya entraría en fase drenaje.

“Sé paciente con todo lo que está por resolver en tu corazón e intenta amar a tus propias preguntas…Vive las preguntas ahora. Quizás poco a poco, sin darte cuenta, irás acercándote algún día lejano hacia la respuesta.” Rainer Maria Rilke

Salud, vida y yoga